Se retira Ramón Morales

19 de agosto de 2011 Por javier

Gracias Ramón Morales

Se ha retirado de nuestro balompié Ramón Morales, durante mucho tiempo un gran referente del Rebaño Sagrado.

Al hacer un recuento de todo lo que dejó Ramoncito a los aficionados del Guadalajara solo podemos recordar buenos momentos y grandiosas actuaciones de parte del gran jugador zurdo que nos deleitó con sus magistrales cobros y fino toque de balón en cualquier cancha y contra cualquier equipo, así como fuera de ella con su sencillez, humildad y gran cariño hacia el club y su afición, aún estando ya en otro equipo rival tapatío.

Ramón, en verdad te damos las gracias por todo lo que nos diste durante más 11 años de tu vida a los aficionados chivas y te felicitamos porque tomas esta difícil decisión con madurez y entereza dejando de lado las canchas como un grande y con tu dignidad en lo más alto.

Te deseamos gran éxito en este nuevo viaje que estas por emprender para seguir aportando al Futbol Mexicano, preparándote para llegar a ser algún día director técnico, auguramos para tí un futuro exitoso ya que tus ideas y la forma de pensar que tienes para este nuevo viaje son por demás honestas, realistas y dignas de una persona que ve en la verdad, el trabajo y la sencillez el camino ideal para triunfar.

Sabemos que no es adiós, sino un hasta luego, Ramoncito.

Atte. Resistencia Chiva.

Leer mas de Columnas, Destacadas Comentarios desactivados

La culpable ¿La Afición Chiva?

21 de agosto de 2010 Por javier

Por NeoCampeonísimo.

Mucho se habla entre la afición Chiva de qué o quién es el responsable de que el equipo sea tan mediocre, disfuncional y mal administrado, aparte de que esté en franca desventaja (y hasta en inferioridad) a comparación otras instituciones del futbol mexicano. Que si es por culpa de Jorge Vergara, que si es culpa de Efraín Flores, que si es culpa de Angélica Fuentes, que si de José Luis Real… ¿No será que la culpa es de nosotros los aficionados de Chivas?

Lo que acabamos de ver hace unas cuantas horas, EL FRACASO en obtener el campeonato de la Copa Libertadores es algo que no es ninguna novedad ni en Chivas ni en el futbol mexicano, ni es algo de sorprenderse. ¿Por qué? Por un motivo simple que se explica con una frase muy conocida en la cultura futbolera de México: “los jóvenes ganan partidos, los veteranos ganan campeonatos.”

Eso Chivas lo lleva arrastrando desde el 2007 y fue la misma historia en esta final de Libertadores, se volvió a ver un equipo donde la balanza se inclina más al lado de la juventud que de la experiencia. La suspensión de la Copa Libertadores a causa del Mundial de Sudáfrica era una buena oportunidad de REFORZAR al equipo, cosa que debió hacerse no en ese momento sino desde Enero y no sólo a causa de la convocatoria de seleccionados ya prevista. Obviamente, el equipo NO FUE REFORZADO; al contrario, después del receso llegó más mermado por las bajas de Aarón Galindo y Javier Hernández. ¿Quién llegó para reemplazarlos? Nadie, como siempre. A esto agregar que en la dirección técnica se tiene a un hombre igual de novato que más de la mitad del plantel del primer equipo. José Luis Real apenas pasa de 50 partidos de primer nivel dirigidos (primera división y Libertadores) y alrededor de la mitad de ellos los ha dirigido con Chivas en su actual etapa.
Leer el resto de la entrada »

Leer mas de Columnas 7 comentarios

La difícil relación entre afición y directiva

2 de marzo de 2010 Por Savihc

Hace unos días recibí un mensaje por Twitter de Sergio Granados, Gerente de Patrocinios, E-Business y Social Media de Chivas. Era una pregunta dirigida a mí y otros tres usuarios: “¿Que estarían dispuestos a ofrecer si pudieran ofrecer algo a cambio de q regresara el escudo [tradicional del Club Guadalajara]?”

Aunque agradezco que se me haya tomado en cuenta, debo admitir que la pregunta me resultó un poco molesta. Por falta de tiempo (lo siento, tuve demasiado trabajo) no pude contestar de inmediato, pero también me dio tiempo de preparar mi respuesta, la cual, sin duda, no hubiera cabido en los 140 caracteres que permite esa red social.

En fin, que ahora puedo decir lo que estoy dispuesto a ofrecer : nada. Y me explico a continuación.

Hubo una ocasión en que una amiga rojiblanca me dijo que le molestaba mucho el cambio de nuestro escudo tradicional por parte de la actual administración de Chivas; con enfado, añadió: “Y lo peor es que sienten que pueden hacerlo por ser los dueños. Serán dueños del equipo, pero no de la tradición, porque ésa es de todos”.

Efectivamente, un análisis superficial dirá que la directiva del Guadalajara puede hacer con Chivas lo que quiera. Pero hay al menos dos puntos que objetar al respecto.

Primero, la leyenda del Rebaño Sagrado ha sido formada por millones de mexicanos, no por unos cuantos, y no exagero al decir que forma parte de la cultura de nuestro país. No es fácil (ni agradable) modificar sus símbolos; el Guadalajara no puede ser tratado como simple mercancía, pues no es un automóvil, ni unos cigarrillos (aunque, no soy ingenuo, sé que es muy rentable).

En segundo lugar, me parece que los directivos no están en posición de pedir “algo a cambio” a la afición, pues en realidad la actual directiva, dirigida por Jorge Vergara, fue la que de inicio, y por voluntad propia, dijo que iba a respetar la identidad, símbolos y tradiciones del Club Guadalajara.

El 21 de agosto de 2002, el diario Mural publicó una nota con los puntos de la propuesta Chiva de corazón, en la que Vergara plasmó sus promesas a los propietarios de los certificados de aportación del Club Guadalajara A.C., a fin de convencerlos para que se los vendieran y fuera posible la conformación de la sociedad anónima. En concreto, el primer punto dice:

“Se compromete formalmente [Jorge Vergara] a preservar y respetar los símbolos de las Chivas, como el escudo, los colores, el mexicanísimo y la residencia del equipo”.

Por tanto, quien no cumplió su promesa y rompió las reglas, fue la directiva. Sencillamente, no puedo “ofrecer algo a cambio” del regreso del escudo tradicional de Chivas, y ningún aficionado está éticamente en necesidad de hacerlo; al contrario, nosotros podemos exigir que Jorge Vergara le dé valor a sus propias palabras y que las respalde con hechos.

Ahora bien, si la directiva se dedica a respetar su palabra y las tradiciones del Rebaño Sagrado en vez de “echarnos la bolita” a los aficionados, seguramente se volverían a ganar mi confianza y la de millones de mexicanos que apoyamos al Chiverío. En consecuencia, y como bola de nieve, se venderían más playeras, artículos, recuerditos, boletos para el estadio, productos de los patrocinadores y demás.

Imagino que esa no era la respuesta que esperaba Sergio Granados, así que tratando de entender su pregunta, y aceptando sin conceder, en lo personal no creo tener algo material que le interese a Vergara. ¿Mi Jetta 88 que descansa un día a la semana y un sábado al mes? ¿Mis libros de comunicación? ¿Los 100 varitos que tengo en la bolsa para ponerle crédito al celular? No creo que nada de eso le importe, ni que le sirvan de mucho.

No obstante, hablando a título personal y no “a cambio de que regresara el escudo”, sino por que la directiva cumpla su palabra y restablezca la confianza, de manera espontánea yo le daría a Chivas lo más valioso que tengo: mi apoyo e ideas.

Alguna vez comenté con Sergio Granados que no me interesaba participar en el concurso del desplegado del Chivas contra Toluca de la jornada 1 del Torneo Bicentenario porque no me gusta la tónica de los desplegados, que suele ser de mofa. Yo, más bien, propondría apoyar a Chivas, sin atacar al rival, y por eso le sugerí que preferiría que se organizara un concurso de canciones de apoyo al Chiverío; algo así como una guerra de bandas rojiblancas. Parece que le agradó la idea.

Ese es un buen ejemplo; evidentemente, yo no tengo los medios ni la capacidad para organizar tal concurso por cuenta propia (aunque no estaría mal intentarlo), pero puedo ofrecer esa, y otras ideas, a la directiva. Y lo mejor de todo es que esa idea y más pueden ser aportadas por toda la afición rojiblanca, pero antes, insisto, se debe reestablacer la confianza.

Debo decir algo más: ser incondicional de Chivas no me ha llevado ni me llevará a dejar de criticar un posible mal manejo de la directiva en el futuro (otra salida mala onda de un jugador emblemático sería terrorífica). Soy autocrítico conmigo, y por tanto lo soy con mi equipo. Sé que a mucha gente no le gustan las críticas porque creen que son ataques, pero debo aclarar que las críticas, más bien, son observaciones que pueden ser constructivas, no sólo destructivas.

En fin, que falta mucho por hacer para mejorar la relación entre la afición y la directiva. Las encuestas colocan a Chivas como el equipo del futbol mexicano con mayor número de aficionados, pero hoy tuve tiempo de leer una nota en Crónica en donde se dice que, a pesar de esto y de su paso imbatible en el Torneo Bicentenario, el Chiverío apenas registra el séptimo lugar en asistencia a su estadio, detrás del América (sin duda, ayudados por la tragicomedia Cabañas y por recibir en casa a los cementeros), Cruz Azul, Tigres, Querétaro, Morelia, Monterrey y Atlas.

Está visto que no basta con resultados, así que ahora yo pregunto: ¿Qué está dispuesta la directiva del Club Guadalajara a ofrecerle a la afición del Rebaño para volver a recuperar su confianza?

Leer mas de Columnas 17 comentarios

Carta a Ramón Morales

23 de diciembre de 2009 Por Savihc

Querido Ramón:

Debes saber tan bien como nosotros que a partir de la década de 1970 las cosas empezaron a cambiar en el futbol. Nuestro deporte favorito se volvió más estratégico y exigente, por lo que el papel de los directores técnicos se volvió protagónico y los jugadores tuvieron que desarrollar la capacidad de cubrir distintas funciones en el terreno.

Sin embargo, hubo algo más que empezó a cambiar. En todo el mundo los clubes empezaron a disputar como nunca por contar con los servicios de los hombres más talentosos y a cambiarlos como cambian los niños las estampitas repetidas de sus álbumes, de modo que la tradición de contar con jugadores insignia en un club, que defendieran por largos años o toda la vida una sola playera, empezó a volverse excepción en vez de regla. Leer el resto de la entrada »

Leer mas de Columnas 33 comentarios